No ignoremos los consejos de la escritura: 1. La Codicia de los Ministros

Comparta la sana doctrina
  • 2
    Shares

Hoy día es lo más normal ver como el mundo ignora la palabra de Dios, pero es lamentable también ver como en las congregaciones donde se supone que vamos a aprender la palabra de Dios, la gente ignora los consejos bíblicos, y uno de ellos que quiero mostrarle es el que nos advierten sobre “la codicia de muchos ministros”:

1 Timoteo 6:5 y constantes rencillas entre hombres de mente depravada, que están privados de la verdad, que suponen que la piedad es un medio de ganancia. 6 Pero la piedad, en efecto, es un medio de gran ganancia cuando va acompañada de contentamiento. 7 Porque nada hemos traído al mundo, así que nada podemos sacar de él. 8 Y si tenemos qué comer y con qué cubrirnos, con eso estaremos contentos. 9 Pero los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo y en muchos deseos necios y dañosos que hunden a los hombres en la ruina y en la perdición. 10 Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores.
Continuar leyendo “No ignoremos los consejos de la escritura: 1. La Codicia de los Ministros”

Camino a la fornicación o al adulterio

Comparta la sana doctrina
  • 55
    Shares

Con temor y temblor les quiero compartir un mensaje de alerta para muchos casados que sin darse cuenta van camino al adulterio y también para muchos solteros que sin darse cuenta van camino a la fornicación, ninguno de nosotros está exento de caer en tan devastador pecado, por eso es menester tomar seriamente el consejo bíblico que es el único seguro que podemos tener para ser libres de esta terrible inmoralidad cada vez más difundida en el mundo y ahora en medio de muchas congregaciones, tal como lo advirtió El Señor:

Apocalipsis 2:20 ‘Pero tengo esto contra ti: que toleras a esa mujer Jezabel, que se dice ser profetisa, y enseña y seduce a mis siervos a que cometan actos inmorales y coman cosas sacrificadas a los ídolos.
Continuar leyendo “Camino a la fornicación o al adulterio”