Sobre mi

Me llamo Jorge Girón, le contaré un poco sobre mi vida, conocí al Señor Jesús en 1999, en una congregación pentecostal, fui instruido y serví a Dios tal como fui enseñado durante muchos años, desde el inicio fui movido para estudiar la escritura, me convertí prontamente en discípulo, con el paso de los años fui reconocido como ministro primario (Maestro de la palabra) luego de haber participado en los niveles de formación teológica en mi congregación, incluso recibí una licenciatura de teología de manera remota con una universidad de Estados Unidos, en la medida que fui creciendo en el conocimiento verdadero de la escritura, aprendiendo los fundamentos dispensacionales, la maravilla del evangelio de la gracia y como la escritura señala que nuestra doctrina tiene que ser conforme a la sana doctrina, empece a ver con claridad que muchas de las cosas que hacen en las iglesias modernas incluida en la que yo “nací” no tenían fundamentos bíblicos sólidos.

Empece a estudiar con mayor profundidad los temas fundamentales de la fe, la gracias, las obras, las recompensas, las ofrendas y los diezmos, los niveles de autoridad y servicio en la iglesia, y pude entender que el llamado de la iglesia es a salir del mundo, a proclamar el evangelio de la gracia y anunciar la venida de Cristo, pero eso no solo es hablar, es demostrar con hechos esa fe que declaramos, obras de amor por los hermanos necesitados, servir en vez de ser servidos, al tomar este rumbo que considero es el camino mostrado por nuestro Señor y seguido por sus discípulos y apóstoles, me encontré con una gran oposición de las autoridades, allí se fueron revelando y manifestando los verdaderos intereses de la mayoría de ministros y denominaciones: “hacer mercadería del evangelio”, por un lado las familias pastorales o apostólicas dándose vidas de ricos y famosos y por otro lado la gente en crisis, trayendo su dinero con la promesa de recibir bendiciones, pero sin ser cuidados, atendidos y discipulados como fuimos mandados por nuestro Señor, me di cuenta que ante mis ojos se cumplía cabalmente lo que nos advirtieron para los últimos tiempos:

1 Timoteo 6:9 Pero los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo y en muchos deseos necios y dañosos que hunden a los hombres en la ruina y en la perdición. 10 Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores. 11 Pero tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la perseverancia y la amabilidad.

A raíz de esas “revelaciones” del comercio que han convertido muchas congregaciones, que realmente tienen apariencia de piedad pero son negocios familiares, fui expulsado de mi congregación luego de 17 años de estar allí, pero cuando nos abren los ojos nos damos cuenta que tenemos solo un compromiso con la palabra de Dios, no podemos aceptar cualquier cosa que los hombres quieran establecer que no sea sana doctrina, la que es conforme a una vida piadosa, esto es obedecer a Dios antes que a los hombres.

Lo mas reconfortante es saber que estamos en los tiempos finales y fuimos advertidos del engaño que vendría y de como muchos irían por e camino ancho siendo engañados, pero también sabíamos que habría un remanente escogido por gracia para esperar a nuestro Señor, cada vez son mas los que se añaden a este grupo de santos que han entendido que la vida en la tierra es para proclamar la salvación, y que los escogidos puedan abrir sus ojos y prepararse para la venida de Cristo, todos los recursos que recibimos por la gracia de Dios deben servir para propagar su obra, ayudar los hermanos necesitados y edificar su santa iglesia, unirnos a todos aquellos ministros y hermanos que están para servir a Dios y no buscando intereses personales o familiares, no estamos aquí para engrandecer nombres de ministerios, sino para declarar que Jesús Es El Señor y que Él es el único que merece toda la gloria.

En este página encontrarás mensajes de sana doctrina, así como un directorio de iglesias alrededor del mundo donde los hermanos testifican que hay sana doctrina para que puedas congregarte y ser edificado junto a todos aquellos que invocan al Señor con un corazón puro.

2 Timoteo 2:22 Huye, pues, de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que invocan al Señor con un corazón puro.

En facebook mi página es https://facebook.com/MaestroJorgeGiron

Maranata.