No ignoremos los consejos de la escritura: 1. La Codicia de los Ministros

Comparta la sana doctrina
  • 2
    Shares

Hoy día es lo más normal ver como el mundo ignora la palabra de Dios, pero es lamentable también ver como en las congregaciones donde se supone que vamos a aprender la palabra de Dios, la gente ignora los consejos bíblicos, y uno de ellos que quiero mostrarle es el que nos advierten sobre “la codicia de muchos ministros”:

1 Timoteo 6:5 y constantes rencillas entre hombres de mente depravada, que están privados de la verdad, que suponen que la piedad es un medio de ganancia. 6 Pero la piedad, en efecto, es un medio de gran ganancia cuando va acompañada de contentamiento. 7 Porque nada hemos traído al mundo, así que nada podemos sacar de él. 8 Y si tenemos qué comer y con qué cubrirnos, con eso estaremos contentos. 9 Pero los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo y en muchos deseos necios y dañosos que hunden a los hombres en la ruina y en la perdición. 10 Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores.

Por favor note como dice el verso 5 “hombre de mente depravada” y continúa explicando porque se les considera así, porque suponen que la piedad es un medio de ganancia, veamos otras versiones para entenderlo mejor:

• (Ausejo) y altercados sin cuento, cual corresponde a hombres de mentalidad corrompida y privados de la verdad, que hacen de la religión negocio.
• (BAD) y altercados entre personas de mente depravada, carentes de la verdad. Éste es de los que piensan que la religión es un medio de obtener ganancias.
• (BL95) y discusiones propias de los que tienen la mente pervertida. Están tan alejados de la verdad que para ellos la religión es un puro negocio.
• (DHH) y peleas sin fin entre gente que tiene la mente pervertida y no conoce la verdad, y que toma la religión por una fuente de riqueza.

La escritura nos aconseja de los hombres que vendrían haciendo de la religión negocio, fuente de riqueza, medio para obtener ganancias, que ven el evangelio como puro negocio, esto lo vemos ahora, ya estamos viviendo ese tiempo profetizado, pero la gente ignora este consejo bíblico, sigamos leyendo los siguientes versos nos dicen que debemos contentarnos si tenemos comida y abrigo, y nos sigue advirtiendo:

Los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchos deseos necios y dañosos que los hunden en la ruina y perdición, dice que estos que aman el dinero se extravían de la fe y se torturan con muchos dolores, pero note amado hermano que su amor al dinero se nota por lo que leímos al principio que ven la iglesia, el ministerio, el evangelio como fuente de riqueza, como puro negocio, ¿no es esto lo que vemos y oímos desde muchos púlpitos? Donde se promueve un evangelio de “siembra y cosecha” y lo que hacen es sacar el dinero a la gente y ellos enriquecidos y la gente que los sigue en su mayoría pobres “deseando enriquecerse como ellos”.

Note como se nos aconseja que hacer ante esto:

1Ti 6:11 Pero tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la perseverancia y la amabilidad.

Amado hermano despierte, si piensa que el llamado de Dios es darle riquezas de este mundo entonces ha caído en tentación y en lazo y en deseos que lo terminaran destruyendo a menos que siga el consejo bíblico y “huya de estas cosas”, veamos que más se nos advierte de estos hombres de mente depravada:

2 Pe 2:3 y en su avaricia os explotarán con palabras falsas. El juicio de ellos, desde hace mucho tiempo no está ocioso, ni su perdición dormida.
• (BL95) Los inspirará el amor al dinero, y se aprovecharán de ustedes con palabras engañosas. Pero ya fue dictada su condenación, y su destrucción es inminente.
• (VIN) Por avaricia harán mercadería de ustedes con palabras fingidas. Desde hace tiempo su condenación no se tarda, y su destrucción no se duerme.
• (BLS) Esos falsos maestros desearán tener más y más dinero, y lo ganarán enseñando mentiras. Pero Dios ya decidió castigarlos desde hace mucho tiempo, y no se salvarán de ese castigo.
• (PESHITTA) Y por codicia obtendrán ganancia entre ustedes con palabras fingidas, aquéllos cuyo juicio no cesa desde el principio y cuya destrucción no duerme;

Notemos que estos hombres como ven todo como un negocio ven la iglesia como un gran mercado donde vender sus productos, claro sus productos son diversos, mensajes, cd., camisas, libros, publicidad, la palabra, etc., hacen eventos, congresos, cenas matrimoniales, ponen medios de comunicación pero su meta no es proclamar el evangelio esto se nota porque en todas estas cosas quieren hacer “negocio” para su ganancia, es decir que en su deseo de tener más y más dinero utilizan la iglesia como mercado, hermano amado no lo digo yo, esto lo dice la escritura, no debemos ignorar estos consejos de tener cuidado y no caer en estas tentaciones y lazos que nos pueden terminar destruyendo.

Quiero aclarar que se puede hacer eventos, vender productos a los hermanos, pero la diferencia es que los hombres de mente depravada lo hacen para obtener ganancia, es decir que si algo cuesta 50, como típicos negociantes lo venden en 100, no lo dan al costo porque su propósito es obtener más dinero, pero gracias a Dios por aquellos ministros que ponen a disposición del cuerpo de Cristo por gracia lo que de gracia han recibido, o al menos solo para cubrir los costos venden camisas, libros, cd, etc., no debemos olvidar que la iglesia debe crecer con la contribución voluntaria de los miembros y no por artificios de comercio como en el mundo. Lamentablemente esto ya estaba profetizado:

Isa 56:11 y los perros son voraces, no se sacian. Y ellos son pastores que no saben entender; todos se han apartado por su camino, cada cual, hasta el último, busca su propia ganancia.

Nuestra labor es “huir de estas cosas”, no dejar que nos pongan codicia porque así es como obtienen negocio con nosotros, usted lo puede ver en el mundo así hacen, la gente que compra lotería, que participa en bingos, casinos, etc., lo hacen porque de dejaron sembrar la codicia y por eso van a dejar su dinero esperando “multiplicarlo”, que triste que estos hombres de mente depravada vean así la iglesia y es triste que los hermanos no se den cuenta y caen en la codicia de “llevar su dinero” esperando que Dios se los multiplique.

Lo peor de todo es que algunos todavía piensan que muchos de estos pastores son “hombres de Dios”.